Nos encontramos  rodeados de parajes y ciudades increíbles, desde Acehuche con su fiesta “Las Carantoñas” hasta Zarza la Mayor con el imponente castillo de Peñafiel. ¡Descubramos algunos de estos rincones tan especiales!

1| Acehúche

Tierra de quesos y tradiciones

Pequeña localidad basada en la ganadería ovina y caprina, conocida por sus quesos de cabra y por “Las Carantoñas”, fiesta declarada de Interés Turístico Regional celebrada del 19 al 21 de enero en honor a su patrón San Sebastián, patrón del pueblo. Además de ser uno de los ritos más antiguos de Extremadura, se trata de una fiesta singular gracias a la mezcla de tradiciones cristianas y paganas.

A 47 km (48 minutos) de nuestro embarcadero

2| Puente Romano de Alcántara

Ingeniería romana

Es un referente en la ingeniería romana. 214 metros de grandiosidad y belleza que era la única vía de acceso a las tierras de la región portuguesa hizo posible que Alcántara fuese un lugar estratégico clave. El “puente que perdurará por los siglos del mundo “, como explica en una inscripción en latín su autor Cayo Julio Lacer, era un recurso defensivo para evitar el paso de las tripas atacantes y es por esto que ha sido objeto de distintas reformas a lo ´largo del paso del tiempo. A través de la panorámica ofrecida desde el mirador situado en la carretera dirección Portugal se puede disfrutar de una representación de unión en dos épocas entre lo antiguo y lo nuevo, de la Central Hidroeléctrica y del soberbio puente romano. A solamente 4 km se puede disfrutar del agua y de la naturaleza de la cantera.

A 900metros (5 minutos) de nuestro embarcadero

3| Alcántara

Sede de la orden de Alcántara

Centro neurálgico de batallas, conflictos, encuentros de nobles y reyes, con carácter fronterizo, fue un foco cultural, religioso, económico y administrativo. A orillas del río Tajo y en plena Raya, se levantan vestigios llenos de belleza patrimonial e histórica en la localidad alcantarina como es el Conventual de San Benito, sede de la orden militar y religiosa más antigua de España, la Orden de Alcántara. Peculiar es la cocina procedente de este convento, pues los franceses se llevaron los recetarios de la cocina alcantarina y los pusieron en prácticas en sus fogones, destacando platos como la perdiz al modo de Alcántara y las mormenteras. Sobre una antigua mezquita se construyó la actual iglesia del s XII, Santa María de Almocóvar, apareciendo una amalgama de culturas que se ha plasmado en una antigua sinagoga dentro del pequeño conjunto judío de la localidad

A 1.5 km (5 minutos) de nuestro embarcadero

 

4| Brozas

Tierras de señorío

La historia nos revela la importancia de este municipio recientemente declarado Bien de interés Cultural en calidad de Conjunto Histórico debido a la riqueza patrimonial que alberga. Destaca la iglesia de Santa María La Mayor Asunción construida en el SXVI por Pedro Ibarra y es considerada una de las mayores iglesias de Extremadura. Dada la relevancia de las órdenes en esta zona, cabe destacar el Castillo-Palacio de la Encomienda Mayor de Alcántara, la muestra más alejada a la frontera de fortaleza abaluartada. La Charca de Noque, situada en los aledaños de la población, está declarada Parque Periurbano de Conservación y Ocio, y destaca por su riqueza avifaunística. Cuenta con un observatorio ornitológico y restos de los antiguos hornos tejeros

A 15 km (14minutos) de nuestro embarcadero

 

5| Canchos de Ramiro

Cañón natural inigualable

Atractivo medioambiental en el que convergen las aguas de dos ríos, el Alagón y el Árrago. Precioso enclave con una original estructura en forma de cañón, envuelto en un entorno natural que facilita un habita formado por un sinfín de especies animales y flora típicos de la dehesa extremeña y de los boques mediterráneos. Los Canchos de Ramiro conforma una espectacular portilla de cuarcita bañada en la actualidad por el embalse de Alcántara. Declarado zona ZEPA y LIC, destaca la riqueza y variedad de poblaciones de grandes aves rapaces que nidifican en los escarpados riscos como son el buitre leonado o el águila imperial ibérica. Resulta ideal para la práctica de diferentes deportes: senderismo, ciclismo, piragüismo, observación de aves, etc. Son numerosos los yacimientos arqueológicos que se conservan diseminados por distintos puntos de la serranía de los Canchos frutos de la presencia secular del hombre en la zona

A 85 km (1 hora 30 minutos) de nuestro embarcadero

 

6| Coria

Ciudad del toro

La Muy Noble y Leal Ciudad de Coria pace en las riberas del río Alagón que, gracias a su aprovechamiento (paseo fluvial), otorga a la localidad un encanto natural. Coria también cuenta con un casco histórico amurallado de gran interés cultural, que conjuga edificios de carácter militar, religioso y civil, que tiene como principal exponente la Catedral de Santa María de la Asunción, perteneciente a la Diócesis de Coria-Cáceres. En lo que a tradiciones se refiere, Coria es sinónimo de Sanjuanes. Estos celebres festejos, cuyo protagonismo recae en la figura taurina y que atraen a miles de visitantes se celebran del 23 al 29 de junio. Además, Coria goza de una excelente oferta gastronómica, en la que se puede destacar la importancia de los productos micológicos.

A 67 km (1 hora ) de nuestro embarcadero

 

7| Mantel Sagrado de Coria

La leyenda de la torre de Floripes

Reliquia cristina que data del siglo I. Alcanzó una enorme popularidad en el pasado, arrastrando oleadas de feligreses; hoy, su culto es menor. Actualmente se encuentra en el museo de la Catedral de Coria.

Su leyenda cuenta que fue usada en la última cena de Jesucristo y que poseía poderes mágicos, que le otorgaban la capacidad de producir toda clase de alimentos y bebidas. También se dice que fue hallado en el castillo de Floripes junto al famoso bálsamos de Fierabrás, del cual se cuenta que era un ünguento capaz de sanar las heridas.

Para poner en valor el mantel hay que mencionar que, incluso, fue estudiado por un ex miembro de la NASA en el año 2006, con el fin de datarlo con más precisión para comprobar si de verdad se trataba del mantel de la última cena

A 67 km (1 hora ) de nuestro embarcadero

 

8| Garrovillas de Alconétar

A los pies del Tajo

Localidad afamada por su tradición trashumante y por su Plaza Mayor porticada, declarada Monumentos Histórico-Artístico Nacional. En ella se aúnan cinco calles de las cuales algunas conservan en su entrada un arco ojival debido a que antiguamente se cerraba con portones. También se observa el Ayuntamiento, el Palacio de los Condes de Alba y Liste, que actualmente alberga la hospedería de la Junta de Extremadura y el Corral de comedias, el cual es una fiel recreación de los del s XVIII. Si buscamos naturaleza, los pinares de Garrovillas ofrecen un paisaje ondulado y graníticos donde la cigüeña negra y blanca han encontrado un buen lugar para anidar en esta zona que ha sido declarada ZEPA

A 32 km (37 minutos) de nuestro embarcadero

 

9| Monsanto

La aldea más portuguesa de Portugal

Monsanto, popularmente conocida como “La aldea más portuguesa de Portugal”, es un pequeño pueblo medieval al que parece habérsele caído las enormes piedras de la montaña sobre sus casas. En el siglo XII, Monsanto perteneció a la Orden de los templarios. La tenacidad de su construcción es el reflejo de su resistencia histórica, pues Monsanto aguantó frente al ejército del Imperio Romano durante siete años en el siglo II a.C. Esta hazaña es el origen de una celebración que todavía hoy se organiza: las Fiestas de las Cruces.

La arquitectura de esta aldea histórica presenta plazas y calles pintorescas, como son la Plaza de la Cruz y su casa de los aristócratas Pinheiro, la plaza de la Misericordia y el castillo. Incluye también curiosidades naturales como la fuente do Ferreiro y el mirador de Monsanto. Se puede aprovechar la artesanía local, de la cual procede la muñeca “marafona”

A 73km (1 hora y 9 minutos) de nuestro embarcadero

 

10| Idanha-a-Velha

Visigoda en cuerpo y alma

Este pueblo forma parte del municipio de Idanha-a-Nova, área de manifestación de la presencia visigoda de la Edad Media (siglos V a VIII) en la Península Ibérica. En Idanha-a-Velha se puede admirar una catedral visigoda heredada de esta época. En estos tiempos de remodelación frecuente de las superficies de territorios, era necesario defender la ciudad. Por eso nos quedan recinto amurallado y una arquitectura robusta. Más lugares que merecen la pena ser visitados, procedentes de la Edad Media pero abajo ocupación cristiana católica, son la Torre del Homenaje de los Templarios y la fuerte Iglesia Mayor. Por otro lado, la presencia romana se muestra por el puente romano que se puede ver.

Desde el punto de vista cultural, se abarca el museo de la ciudad visigoda, con una muestra epigráfica luso-romana. Una antigua almazara, el Lagar de Varas, da indicios de la actividad productiva local: la producción de aceite de oliva en esta región de condiciones propicias a la cultura de este ore vegetal

A 53 km (57 minutos) de nuestro embarcadero

 

11| Penha-garcia

Un chapuzón en tiempos inmemoriales

Esta localidad impresiona por su relieve escarpado. Un antiguo castillo elevado vigila los valles que le rodean con la ayuda de las numerosas aves rapaces. Cerca de ahí, el desfiladero del río Pônsul alberga una piscina para hacer una buena pausa.

En el centro de la localidad emerge otro antiguo monumento: un pelourinho, curiosa columna de forma torcida.

Pero no solo es el pueblo en sí lo que despierta interés, ofrece mucho más tesoro a su alrededor. Por ejemplo. El suelo protege fósiles animales de épocas prehistóricas

A 61 km (1 hora 4 minutos) de nuestro embarcadero