fbpx

Nos encontramos  rodeados de parajes y ciudades increíbles, desde Acehuche con su fiesta “Las Carantoñas” hasta Zarza la Mayor con el imponente castillo de Peñafiel. ¡Descubramos algunos de estos rincones tan especiales!

1| Albuquerque

Custodiado por la luna

Municipio ubicado al pie de la sierra de San Pedro y coronado por el espectacular castillo de la Luna, que domina el paisaje en derredor desde las alturas. Esta fortaleza, declarada Monumento Nacional, es un gran ejemplo de culturas tan dispares como la árabe y la cristiana.
Además, quien decide pasear por las calles del barrio medieval, consiente un viaje en el tiempo a la Edad Media, conociendo así, la mezcla de patrimonio gótico y barroco, que goza de su mejor ejemplo en las casas de mampostería de la época y en las iglesias que salpican la localidad.
De la gastronomía local, cabe destacar el uso de la carne de caza y productos de la tierra, como el jamón, el queso de oveja o las criadillas, junto con especialidades pastoriles de los lugareños. Todo ello regado con un Ribera del Guadiana, producto de la zona

A 81 km (1 hora 7 minutos) de nuestro embarcadero

2| Alcántara

Un caudal de historia

A medida que el llano paisaje extremeño comienza a ondularse se vislumbra Alcántara, a orillas del río Tajo. Esta localidad, repleta de un patrimonio arquitectónico e histórico incalculable, que tiene su máximo exponente en el Puente Romano o en el Conventual de San Benito (que fue sede de la Orden de Alcántara), no elude su encuentro con la naturaleza.

Buena muestra de ellos es el ecosistema constituido en torno al Tajo, a ambos lados del embalse, considerado una reliquia natural gracias a más de 300 especies que habitan en él.

También merece la pena señalar el valor de la gastronomía tradicional de la zona, que hizo que los franceses durante la guerra de independencia robasen los recetarios alcantarinos que se hallaban en el Conventual, con platos típicos como la perdiz al modo Alcántara, la liebre con arroz, las sopas de regato y las mormenteras

A 80 km (1 hora 4 minutos) de nuestro embarcadero

3| Cedillo

Dos ríos, una cultura: Cedillo, entre España y portugal

Lugar de donde parte el Barco del Tajo, y al igual que este, símbolo de unión entre ambos países, los propios habitantes no entiendes de fronteras.

Cedillo es un oasis de salvaje naturaleza, que tiene su propio ecosistema gracias a la unión de los ríos Tajo y Sever, muestra de ello es el parque Natural del Tajo Internacional.

Merece la pena resaltar el mirado de la Carrasquera, un lugar perfecto para hacer fotos que enseñar a familiares y amigos.

Como entretenimiento y para conocer algo más de su patrimonio (conjunto megalítico), se puede visitar el centro de interpretación “El Casón”, que también incluye un museo etnográfico.

A 9 km (12 minutos) de nuestro embarcadero

 

4| Herrera de Alcántara

Desde Santiago de Compostela hasta Inglaterra

Su importancia, hoy relativa fue mayo en tiempos pasados. Aquí se forjó en el siglo XI la rejería de la catedral de Santiago de Compostela y durante el siglo XVIII existió un puerto fluvial cuya influencia llegó a Inglaterra.

El mayor atractivo de este municipio es su naturaleza y los paisajes que esta ofrece. La mejor forma de disfrutarlos es mediante la realización de la ruta Mari-Loza, quizás la más famosa e importante de la zona.

A esta riqueza natural hay que sumar el patrimonio cultural, que incluye un pequeño conjunto megalítico, un cementerio-castillo, que merece la pena visitar, además de un curioso Cristo articulado

s

A 18km (21 minutos) de nuestro embarcadero

 

5| San vicente de Alcántara

Los reyes del Corcho

Localidad considerada como la capital del corcho debido a la importancia económica y cultural que tiene en la región la extracción de este material desde la Edad Media. Para entender la influencia de esta actividad en el municipio es inexcusable la vista al “Museo del Corcho”.

A nivel patrimonial resaltar la ermita de Santa Ana y sobre todo el soberbio castillo de Piedrabuena, situado en medio de la dehesa y que formaba parte de la línea defensiva de los ríos Guadiana y Tajo

A 60km (50 minutos) de nuestro embarcadero

 

6| Santiago de Alcántara

Ciudad del toro

Un municipio, que al igual que su cueva “El Buraco”, es un vestigio de épocas pasadas, combinando la naturaleza con la mano del hombre. De la misma forma, las pinturas rupestres del interior forman un vínculo con la cueva, lo hace el dolmen “Lagunita” con el entorno que le rodea, y también, las aguas curativas del manantial de la “Geregosa” con el hombre, que las ha usado desde tiempos remotos.

Por supuesto, si se quiere comprender el salvaje mundo que rodea a Santiago de Alcántara, se ha de visitar el Centro de interpretación del Tajo Internacional “El Péndere”, que está alojado en la antigua ermita homónima

A 46 km (38 minutos ) de nuestro embarcadero

 

 

7| Valencia de Alcántara

Una fusión de culturas

Importante localidad fronteriza, a nivel histórico y patrimonial, que alberga una mezcolanza de culturas tan dispares como la cristiana, la árabe y la judía. Esto se puede apreciar en el casco histórico del municipio, donde su barrio medieval, sus imponentes iglesias, su fortaleza abaluartada, y su judería son elementos de sobra para que la visita a esta villa sea ineludible.

Aunque su patrimonio más reconocido, un conjunto megalítico de más de 40 dólmenes y 2 menhires, se halla lejos del núcleo urbano, diseminado por todo el municipio y representa un verdadero erario para los amantes prehistóricos.

Alberga eventos de distintas índoles, pero el más reconocido es, sin duda, la celebérrima “Boda Regia”, conmemora el casamiento del rey portugués Manuel I el afortunado con Isabel, hija de los reyes católicos

 

A 48 km (40 minutos ) de nuestro embarcadero

 

 

8| Castelo de Vide

El valor de lo pequeño

Municipio portugués que, a pesar de su reducido tamaño, goza de una gran riqueza patrimonial y cultural.
La cantidad y valor de sus pintorescas plazas, sus encantadoras fuentes, sus iglesias o el castillo queda ensombrecido por el angosto y empinado barrio judío, repleto de motivos hebraicos que adornan las paredes y puertas de las casas, y que tiene como joya de la corona el museo-sinagoga, como muestra de la represión que sufrieron los judíos a partir de finales del siglo XV.
De la gastronomía de la villa, similar a la de Marvão, destacan sus dulces, como las “boleimas de manzana”, las sericaias con ciruelas, las encharcadas o las piñonadas.

A 80 km (1 hora 11 minutos) de nuestro embarcadero

 

 

9| Castelo Branco

Un bordado de jardines

Localidad portuguesa que guarda un encanto especial gracias a sus espectaculares jardines, destacando entre ellos el colorido y multicultural Jardín Episcopal.

Adentrándonos en el casco histórico, a través del empedrado de sus calles, nos sumergimos directamente en la cultura de la ciudad, representada a la perfección por el Mercado Municipal, y que alcanza su máximo esplendor en los museos de arte regional, como el de Arte Sacra Misericordia (con obras como “El Cristo de Marfi l” y “La Reina Santa Isabel), el de Cargaleiro (azulejos), el de Francisco Tavares Proença Júnior (bordados de seda) o el Centro Cultural (de gran valor arquitectónico).

Incluso en lo referente a la gastronomía Castelo Branco es sinónimo de cultura, ya que en muchos restaurantes acompañan la comida con música tradicional portuguesa, el fado.

A 67km (1 hora y 6 minutos) de nuestro embarcadero

 

 

10| Marvão

Nido de águilas

Villa amurallada, nombrada Patrimonio de la Humanidad, que junto con su espectacular castillo parece custodiar la sierra de São Mamede y sus alrededores.

Este municipio debería ser una visita obligada, debido a su recinto amurallado, sus calles medievales y por supuesto el castillo Nido de Águilas, que logrará transportarnos a otra época. Una experiencia muy disfrutable, para personas de cualquier edad.

A los pies de este inexpugnable enclave, se encuentra la Portagem, una pequeña localidad que amolda el río Sever a los placeres del ser humano, convirtiéndolo en una tentadora piscina natural, rodeada de restaurantes donde podremos regocijar nuestro paladar gracias a los exquisitos platos típicos de la región y del país, desde

migas de patata, carne de cerdo alentejano o sopas de cachola hasta arroz con marisco, bacalao…

A 78km (1 hora 10 minutos) de nuestro embarcadero